En Estados Unidos algo se mueve, una nueva red de defensa de comunidades está adoptando políticas antiracistas y anticapitalistas para construir coaliciones en ciudades, pueblos pequeños y áreas rurales en todo el país, se hacen llamar Redneck Revolt y luchan contra el racismo, el fasicsmo, el nazismo y el machismo.

Los integrantes de Redneck Revolt son inmigrantes, socialistas, antifascistas, anarquistas, nativos, feministas, trabajadores, homosexuales y estudiantes de clase obrera. Además de luchar contra el racismo, la organización dice luchar contra la las élites económicas y promueve círculos de formación y análisis político. Redneck Revolt promueve sus posicionamientos políticos en espectáculos de armas, mercados de pulgas en comunidades rurales y conciertos de música country, para ofrecer una alternativa política significativa a las clases subalternas.

“No tenemos un gran plan de cómo queremos rehacer el mundo. Estamos abordando un problema específico, que es el racismo, que es aliado del capitalismo”, dijo el líder de Redneck Revolt en Pittsburgh, Shaun.

“Nuestra queja con el capitalismo es que ha fracasado completamente”, continuó Shaun. “Concentra la riqueza en manos de una pequeña parte de la población, concentra el poder y el acceso a los recursos en manos de una pequeña porción de la población, y nos deja al resto de nosotros en un estado de abyección. No funciona para nadie, excepto para las personas que están explotando al resto de nosotros “.

A pesar de su falta de una ideología política bien cimentada, tienen un conjunto bastante amplio de principios publicados en su sitio web. Incluyen el rechazo del capitalismo y las “guerras de los ricos” contra el “Estado-nación y sus fuerzas que protegen a los patrones y los ricos” y “defensa organizada de nuestras comunidades”. “Necesidad de revolución”, “luchar contra todo tipo de opresión”. El mensaje anti-racista y anticapitalista de Redneck Revolt parece estar tomando fuerza en comunidades de todo Estados Unidos. La organización tenía sólo 13 sedes en enero, pero casi triplicó sus capítulos a nivel nacional en los últimos 6 meses. El grupo ahora tiene 34 diversas ramas, 26 de las cuales están en los estados que votaron para el triunfo Trump. Varias sedes de la organización tienen más de cincuenta miembros.

Shaun señala que la sede de Redneck Revolt de Pittsburgh es representativa de una amplia variedad de ideologías políticas, incluyendo “anarquistas, libertarios, socialistas e incluso un par de republicanos”. A pesar de sus diversas ideologías, Shaun explica que los miembros están unidos por su rechazo del racismo.

“Proporcionamos entrenamiento básico de armas de fuego para casi todos los que lo necesitan. Nos centramos en tratar de proporcionar entrenamiento de autodefensa. “Tenemos un Fondo de Solidaridad que ayuda a las iniciativas de defensa comunitaria”

“Necesitamos  entender las formas en que podríamos construir una Coalición Continental, pero una que entienda el peso histórico de la unidad contra los opresores y que luche contra el imperialismo estadounidense en Latinoamérica”, aseguró Shaun.

A %d blogueros les gusta esto: