Compartir:

Phoenix.- Una media docena de personas se presentaron con rifles y uniformes de estilo militar afuera del centro de convenciones donde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio un discurso sobre migración.

Integrantes del grupo Redneck Revolt, que se describieron como antifascistas y anticapitalistas, están ofendidos con las políticas de Trump y por sus comentarios sobre la violencia racial en Virginia. Un hombre que se identificó a sí mismo como “John Brown” portaba una AK-47 y dijo que estaba ahí para proteger a los manifestantes opositores de Trump. Arizona permite a la gente portar armas libremente.

La policía mantuvo a los dos grupos, de simpatizantes y opositores, en lados opuestos de la calle detrás de barricadas y de agentes. Sin embargo, eso no evitó que se gritaran unos a otros. Las protestas fueron en su mayoría pacíficas, a pesar de que se congregó una gran multitud.

 

Este masivo acto comenzó a las 19:00 en Phoenix, en el que el magnate pronunciará un discurso que incluye prioridades políticas, y una denuncia contra los “prejuicios” y la “intolerancia”. Trump sigue bajo fuego por no condenar enérgicamente una marcha de supremacistas blancos hace días días en Charlottesville, que derivó en violentos disturbios con antirracistas que dejaron una mujer muerta y una andanada de críticas en filas demócratas y también republicanas.

Surge movimiento de autodefensa antiracista en EE.UU.

Ante la escalada nazi-fascista, debemos organizarnos y armarnos políticamente

fuente

Compartir: