José Sarukhán Kermez, coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), advirtió que la facilidad para salvar a la vaquita marina de la extinción es cada vez menor y más costosa.
En conferencia de prensa sobre los avances en materia de protección a la biodiversidad, Sarukhán Kerméz comentó que durante años ha habido “poco interés” de los gobiernos de los tres niveles para remediar la pérdida de ejemplares del cetáceo endémico de México, se ha vuelto más complejo debido a la intervención del crimen organizado en el tráfico de la totoaba y a los intereses económicos de los pescadores de la zona del Alto Golfo de California.

Reconoció que durante la actual administración se realizaron “importantes esfuerzos” para la conservación de la vaquita marina, confió que el siguiente gobierno continúe con los trabajos para lograr la reproducción en semi cautiverio de la marsopa.
No obstante, comentó que es muy difícil realizar esta labor debido a lo poco que se conoce sobre la biología de esta especie, de la cual restan menos de 30 ejemplares. “Es una especie de la que no se conoce mucho de su biología, por eso la importancia de hacer las cosas (y) ponerle atención a los problemas a tiempo, para no tener estas circunstancias. No es un paso fácil; esperaría que esto no sea la crónica de una extinción anunciada”, enfatizó.

El coordinador nacional de la Conabio comentó que la Estrategia Nacional de Biodiversidad, documento que presenta las directrices para la conservación de la flora y fauna, se encuentra en manos de los candidatos presidenciales, por lo que confió en que sea considerado para sus planes de gobierno una vez que concluyan las elecciones. Acompañado del vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández, destacó que el sitio de internet de la CONABIO fue reconocido por la ONU como el mejor a nivel mundial, ya que incluye las plataformas colaborativas “Naturalista” y “A ver aves”. Calificó como “inédita” la carta de entendimiento entre los titulares de la Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), firmada en Cancún durante la COP13.

fuente

Compartir: