Compartir:

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (Cigb), de reconocido prestigio a nivel mundial por sus importantes resultados con el Heberprot-P, ha presentado al mercado tres novedosos productos farmacéuticos. Esta institución, sita en el municipio de Playa, forma parte del Grupo de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas (BioCubaFarma). Constituye un sistema que abarca la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos biológicos, obtenidos a través de los métodos de la biotecnología moderna. Como resultado de sus investigaciones han producido tres nuevos medicamentos: el HeberFeron, la Protokinasa y el HeberNasvac. Estos contribuirán a mejorar la calidad de vida de los pacientes ya que ostentan una probada efectividad terapéutica, según afirman las comunicadoras del centro Alyané Vázquez González y Yunia Delgado Castillo, y la promotora de productos biotecnológicos Rosa Aguilar Chomat.

El Heberferon se indica para combatir el cáncer de piel más frecuente: el Carcinoma basocelular, de cualquier subtipo, tamaño y localización, con un efecto rápido y prolongado. Este medicamento inyectable, se empleará para eliminar o reducir los tumores de la piel no melanomas, evitando así las posibles secuelas de una posible intervención con cirugía en zonas complejas.

La Proctokinasa es un supositorio para el tratamiento de las hemorroides agudas. Se puede realizar un tratamiento con 4 a 8 unidades, en dependencia del estado del paciente, con una respuesta eficaz, pues en pocos días desaparece la inflamación, el dolor y el sangrado rectal. Ambos están a nivel de hospital.

La enfermedad hemorroidal deviene un problema de salud mundial, y según la Enciclopedia colaborativa cubana Ecured, las hemorroides son várices o inflamaciones de las venas en la zona anal, como consecuencia del esfuerzo del intestino para evacuar o por otras causas: embarazo, estreñimiento crónico y envejecimiento.

Principal diario digital cubano dice que detrás de la decisión de Estados Unidos de procesar las visas en Colombia esta provocar la desestabilización interna y un éxodo masivo

El hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, integra la lista de los 19 centros asistenciales del país donde se han desarrollado los diferentes procesos investigativos de la Proctokinasa.

Previsto a comercializarse en la red de farmacias por receta médica para el próximo año, el fármaco, tiene como principio activo la estreptoquinasa recombinante, trombolítico utilizado también en los infartos cardíacos. La reducción en poco tiempo de la inflamación y el dolor, y la eliminación de los coágulos de sangre formados en la región anal del paciente constituyen algunos de los beneficios.

La Máster en Ciencias, doctora Carmen Pérez Suárez, especialista de Segundo Grado en Cirugía, explica que este es un ensayo clínico multicéntrico, ya en la etapa cinco.

“Como a todo nuevo medicamento, es preciso hacerle diferentes tipos de estudios: in vitro, in vivo, comparativa con otros fármacos, para demostrar su eficacia. Hemos participado en las etapas III y IV, en esta última se demostró en personas sin riesgos, ahora está abierto a todo tipo de pacientes, excepto los alérgicos a algunos de sus componentes.

“En este estudio de fármaco vigilancia, se incluirán nacionalmente un mínimo de mil 500 pacientes mayores de 18 años, que den su consentimiento, quienes recibirán por vía rectal cuatro unidades de Proptokinasa, uno cada ocho horas.

“El tratamiento concomitante estará constituido por medidas higiénico-dietéticas y el empleo de analgésicos, lo cumplirán en régimen ambulatorio y serán evaluados a las 48 horas, al cuarto, sexto y décimo día.

“Este es un trabajo publicado en revistas internacionales, por haberse demostrado su efectividad, eficacia, importancia y rápida acción, evita muchas veces la intervención quirúrgica. No regresa el grado de hemorroides, pero sí revierte la crisis aguda”, concluye.

Ese ensayo clínico es uno de los 10 que actualmente se llevan a efecto en el Céspedes.

La Máster en Ciencias y licenciada en Enfermería Caridad Guerra Vázquez, coordinadora de Investigación de los ensayos clínicos en la institución, refiere que al unísono desarrollan para pulmón, el estrés respiratorio, la próstata, linfomas en recaída y cáncer de cabeza y cuello con la vacuna HR III.

“También en este hospital se hizo la aplicación de la Estreptokinasa recombinante en el tratamiento de las hemorroides agudas, en las fases III y IV, en esta última fueron incluidos 13 pacientes. Todos tuvieron una respuesta parcial mejorada y total muy positiva, no hubo necesidad de hacer trombectomía de urgencia a ninguno. Cada paciente tiene un código con sus iniciales para mantener la privacidad”.

UN POCO DE HISTORIA

Las primeras descripciones sobre enfermedad hemorroidal y estreñimiento se publican en los papiros de Evers y Chester, en 1550 y 1250 antes de nuestra era. Los faraones tenían médicos que cuidaban sus hemorroides y demás enfermedades anorrectales.

Hipócrates y Galeno en los años 460 antes de nuestra era describen las várices hemorroidales en el tratamiento con hierro candente.

Abul Qasim Khalafben Abbas Albucasis cirujano de Córdoba, mil años después de la era cristiana, propone las primeras técnicas quirúrgicas, y John Ardene, de Inglaterra, en 1367, formula el tratamiento quirúrgico de las fístolas y hemorroides.

El HeberNasvac es una vacuna terapéutica nasal y subcutánea para tratar a pacientes que padecen Hepatitis B crónica. Aún no está insertada en los hospitales.

El ensayo clínico se ejecuta bajo el código ABX 203, e involucra alrededor de 230 pacientes de ocho países asiáticos, con la participación de 50 sitios clínicos. Hasta el momento, el estudio ha sido aprobado por las autoridades reguladoras de Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong, Filipinas y Tailandia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que cada año, cerca de un millón de muertes se relacionan con la infección por el VHB.

HeberNasvac combina el antígeno de superficie y de la nucleocápsida del virus de la hepatitis B, dos proteínas recombinantes producidas por el CIGB. La propuesta terapéutica se administra por vía nasal y subcutánea, provoca menos reacciones adversas y cuenta con una mayor eficacia antiviral que los tratamientos existentes para esta enfermedad. Un segundo estudio clínico se desarrolla en Cuba con la participación del Ministerio de Salud Pública, para optimizar el esquema de tratamiento y las rutas de administración del producto.

Están involucrados 13 sitios clínicos distribuidos por todo el país, y beneficiará a 160 pacientes cubanos. El estudio se encuentra actualmente en fase de reclutamiento de pacientes con hepatitis B crónica. El CIGB prevé que HeberNasvac comience a emplearse en Cuba en el 2016, después de que obtenga la aprobación del registro sanitario otorgado por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

Sin dudas, uno de sus logros más significativos, es la creación de su producto líder Heberprot-P, único medicamento para el tratamiento de la úlcera del pie diabético, que resuelve una necesidad médica no satisfecha a nivel mundial.

Compartir: