Luego de que Víctor Fernando Urías Amparo y Manuel Aguirre Espinoza ganaran hace unos días un juicio de amparo en el que se determinó que el proceso de adopción que solicitaron en el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia de Baja California (DIF) debe continuar, la pareja decidió confrontar a Gustavo Sánchez Vásquez, alcalde de Mexicali, para exigirle una respuesta inmediata a la resolución.

La pareja señaló que el amparo federal que falló a su favor obliga al alcalde y a los regidores a responder si procede o no la tutela de un menor a su cargo, y, de ser negativa la respuesta, explicitar el por qué.

Todo inició cuando la pareja solicitó dicho trámite ante el DIF de Baja California; no obstante, la instancia se negó a proceder argumentando que la adopción por parte de parejas del mismo sexo no está permitida.

Ante la respuesta del DIF, los hombres interpusieron un amparo; como resultado, el Quinto Tribunal emitió un plazo de tres días para que el procedimiento de adopción avance. Asimismo, se dictó sentencia en contra de la Subprocuraduría de Adopciones para la Defensa de los Menores y la Familia y la Coordinación de Adopciones para la Defensa de los Menores y la Familia del DIF.

De acuerdo con el fallo, y con base en el Artículo 192 de la Ley de Amparo, se interpondrá una multa estimada de 8 mil pesos resolutivos a los funcionarios que no acaten la sentencia del amparo. La sentencia fue emitida el pasado 19 de febrero por el juez Dante Orlando Delgado Carrizales ante el secretario Ricardo Ávila Bailón.

Héctor Mellón, titular jurídico municipal, confirmó la recepción del amparo por parte del ayuntamiento y afirmó que darían una respuesta inmediata al caso.

Por su parte, José Luis Márquez Saavedra, abogado de la pareja de hombres, puntualizó que, si bien el amparo no obliga a las autoridades a aprobar la tutela dativa, permitirá que ante una respuesta negativa la pareja presente una demanda para que se vele por el bienestar de los menores de edad sin familia.

Con información de Crónica. Imagen tomada de Frontera.

Compartir: