Por Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Conseguir las firmas en Veracruz para la aspirante presidencial María de Jesús Patricio Martínez, es complicado y además existe miedo, aseguró la integrante del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en la entidad, María Elena Solís Jiménez, originaria de Zongolica. También dijo que muchos auxiliares se han enfrentado a acciones intimidatorias por parte de policías y  aveces militares.

A nivel estatal apenas han logrado reunir 4 mil firmas, son muy pocas para un estado tan amplio como Veracruz, indicó durante la rueda de prensa en la ciudad de Xalapa.

El Instituto Nacional Electoral (INE) solicita por lo menos 867 mil firmas que tienen que ser recabadas en 17 entidades federativas para que María de Jesús Patricio (Marichuy) pueda lograr el registro como candidata indígena independiente a la presidencia de México.

A la fecha a nivel nacional los más de 9 mil auxiliares llevan poco más de 142 mil 673 firmas de acuerdo con el reporte del INE al 10 de enero.

Con firmas y sin firmas la organización desde abajo va, porque las firmas no luchan, ni paran los megaproyectos, ni frenan los feminicidios, ni bajan el desempleo, ni detienen el fracking o las presas, ni tampoco detienen los asesinatos, no impiden secuestros, la militarización o las fosas clandestinas, ni la explotación o disparos contra periodistas o la represión en las calles, la trata o los asaltos. Aunque muchos que luchan cuando firman o dan un like en internet, las firmas no luchan, nosotros sí. Y tenemos que hacerlo porque nadie lo hará por nosotros”.

En los recorridos que han realizado en la entidad veracruzana, se han encontrado con dificultades al momento de convocar a la gente, porque en las plazas como la de Papantla han llegado los militares  y policías por lo que los simpatizantes suelen intimidarse.

Durante la rueda de prensa en la capital veracruzana, también estuvo presente Pedro Solís Vicente, Concejal de la zona del Totonacapan, así como Humberto Hernández, Adriana Vicario Chávez del grupo de apoyo quienes también fijaron posturas en torno a los recorridos en Veracruz, indicando que los campesinos son despojados de sus tierras por las empresas petroleras, con coñlicidad de policías y militares.

Compartir: