Compartir:

La corriente socialista revolucionaria, independiente e internacionalista llama a apoyar a la portavoz del Consejo Nacional Indígena, María de Jesús Patricio Martínez, en su campaña electoral por la presidencia de la República de 2018. En la memoria de la enorme mayoría de los habitantes de México, no ha habido un periodo tan plagado de violencia, inseguridad, pobreza y desaliento. Los socialistas revolucionarios presentamos nuestras propuestas programáticas, mismas que creemos necesarias para la superación de la actual crisis y sacar adelante a nuestro país. Dejamos la puerta abierta para mejorar estas propuestas, por lo que invitamos a otros luchadores a intercambiar ideas con nosotros.

Autodefensas que protejan a la población
El panorama es desolador: fosas clandestinas, con decenas o cientos de cadáveres cada una; decenas de miles de personas “desaparecidas”; innumerables secuestros, cobros por “derecho de piso”, así como miles de asesinatos, entre las que es necesario destacar las muertes de periodistas. Las autoridades han actuado en colaboración con el crimen organizado para acallar voces disidentes, o bien para encubrir la evidente participación de gobernantes y empresarios en los multimillonarios negocios del narcotráfico,
Esta desastrosa situación se corona con los horrores de la violencia contra las mujeres, especialmente la que es ejercida mediante secuestros y feminicidios. La participación de elementos o corporaciones enteras de policías y otros organismos del Estado en todo tipo de hechos delictivos ha sido repetidamente demostrado, por lo que llamamos a la ciudadanía a organizarse en comités y otras formas representativas de pueblos, barrios, colonias y unidades habitacionales para ejercer una inexorable presión sobre policías locales, ministerios públicos y organismos judiciales, con el fin de garantizar la protección efectiva de la población. Pero ahí donde no quede otra alternativa, será necesario organizar autodefensas que utilicen los medios necesarios para combatir a la criminalidad. La población trabajadora cuenta con la fuerza, la entereza y la experiencia de las policías comunitarias para hacerlo.

Cárcel al presidente y a los implicados en la desaparición de los 43
Los más altos niveles de gobierno están implicados en la obstrucción de la investigación sobre la masacre de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa. Este hecho es representativo de muchos otros donde han imperado la impunidad, el encubrimiento y la violación de los más elementales derechos humanos todo ello con el aval y participación de las agencias gubernamentales de todos los niveles. Es de suma importancia que estas atrocidades sean investigadas a fondo, con mecanismos que garanticen la imparcialidad, integridad y decisión para llegar a saber toda la verdad. Mediante un proceso de justicia muy distinto de la corrupción actual, la ley debe ser aplicada a los responsables, lo que podría llevarlos a la cárcel. Debe descubrirse qué es lo que es lo que están ocultando la Procuraduría General de la República, la Presidencia de la República, y otros organismos del Poder Ejecutivo en casos tales como la desaparición de estudiantes en Iguala.

El sistema capitalista es la fuente de la corrupción
La extendidísima corrupción genera millonarios y hace más extrema la desigualdad en las condiciones de vida. Es inadmisible que en un país con tanta pobreza y desigualdad como México, tengamos a uno de los principales magnates del mundo, Carlos Slim. La riqueza acumulada por esta oligarquía a costa de la exclusión del resto, debe ser expropiada a favor de lo intereses de la nación. El sistema capitalista, el cual privilegia la obtención de utilidades por encima de las necesidades humanas, es la fuente de esta vergüenza nacional. Ningún organismo propuesto u organizado por los poderes gubernamentales ha demostrado su efectividad para combatir este mal. Sólo fuerzas de ciudadanos, tales como las que recién mencionamos para resolver la seguridad, son capaces de ejercer una fiscalización eficaz sobre todos los niveles de gobierno. Requerimos canalizar la energía y la entrega ciudadanas mostradas en la respuesta ciudadana a la emergencia del 19 de septiembre para lograr la supervisión y coadministración del uso de recursos públicos.

Reconstrucción y descentralización de México
Los recursos comprometidos para la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos de septiembre, así como la ayuda a las familias que la requieren, deben ser supervisados y coadministrados por una coordinación de los comités y brigadas ciudadanas. Los distintos niveles de gobierno simplemente no son capaces de administrar correcta y honestamente estos recursos. Los daños ocasionados por los sismos de septiembre, así como las vulnerabilidades que dejaron al descubierto, nos han presentado la urgencia de reconstruir la Ciudad de México y el país entero, en base a un plan de descentralización que distribuya el desarrollo nacional en las 32 entidades federativas. El actual modelo ultracentralizado no sólo es injusto para el conjunto de la población, sino que condena a millones a los riesgos de nuevas catástrofes, y a todos los perjuicios y problemas de salud que hoy se viven en la capital del país y en las zonas conurbadas.
Una gran iniciativa de descentralización real, en base a un plan consensuado entre todas las entidades federativas, que implica la construcción en gran escala de infraestructura, obra pública y vivienda tiene el potencial de desencadenar un proceso de crecimiento prolongado, que beneficie al conjunto de la población.

Salario mínimo de 300 pesos y reducción de la jornada laboral
Los actuales niveles de desempleo, así como el cada vez más extendido recurso patronal de otorgar empleos precarios y fomentar el subempleo, están afectando a todos los grupos de edad. Bajo estas condiciones, ha venido creciendo el número de jóvenes condenados a no gozar de un empleo remunerado regular, con las protecciones y prestaciones de ley. Esto está ocurriendo cuando, gracias al uso de nueva tecnología, la productividad de la mano de obra ha crecido enormemente durante las pasadas décadas, sin que hayamos gozado de una consecuente reducción en la jornada laboral. Demandamos una reducción inicial de la semana laboral a 30 horas, y posteriores decrementos conforme sea necesario para reducir substancialmente el nivel de desempleo. Nuestros hermanos trabajadores canadienses y estadounidenses han propuesto un aumento significativo a los salarios en México, como punto de partida justo para cualquier tratado comercial entre los tres países. De inicio, los socialistas exigimos un aumento del salario mínimo a trescientos pesos diarios, y un plan de aumentos progresivos para alcanzar la nivelación salarial en los tres países.

Prohibición de la minería a cielo abierto
Los altos niveles de biodiversidad de que goza México están siendo destruidos a un ritmo alarmante. La minería a cielo abierto significa el despojo de los minerales del país y la depredación de la naturaleza, por lo que debe ser prohibida. La destrucción del medio ambiente está acelerando los graves efectos del cambio climático. El capitalismo, en su frenética búsqueda de ganancias que sólo benefician a una pequeñísima minoría a nivel nacional y mundial, debe ser detenido y revertido para poder conservar y ampliar las áreas naturales. México debe emprender su reconstrucción con vistas a convertirse en vanguardia mundial en el uso y aprovechamiento de fuentes de energía renovables y no contaminantes.

Por la emancipación de los trabajadores y la liberación nacional
Estas propuestas son únicamente un núcleo representativo de lo que deberá contener un proyecto mucho más amplio, que debe abarcar los derechos e intereses de la población trabajadora del campo y la ciudad, de las mujeres, los jóvenes, pueblos originarios, la comunidad lésbico-gay, y muchos otros sectores de oprimidos y explotados más.

¡La liberación del pueblo trabajador será obra del pueblo trabajador mismo!
Por un gobierno de los trabajadores del campo y la ciudad

Partido Obrero Socialista (POS)
Liga de Unidad Socialista (LUS)
Revista La Gota

¿La izquierda debe apoyar a Marichuy o a López Obrador?

Compartir: