Compartir:

Comunicado del Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada (SITRAJOR)

A la opinión pública
A los medios de comunicación social
A la sociedad en general

De un total de 216 trabajadores sindicalizados del periódico La Jornada, 133 trabajadores votaron en favor de la huelga, contra 64 y seis abstenciones.

Por mayoría, se decidió colocar las banderas rojinegras en las instalaciones de Demos Desarrollo De Medios, Editora de La Jornada, en Cuauhtémoc 1236, Col. Santa Cruz, Delegación Benito Juárez.

Las banderas rojinegras se colocaron exactamente a las 17 horas, luego del conteo de los votos, este viernes 30 de junio.

Se pidió a todos los trabajadores, tanto sindicalizados como de confianza, que abandonaran las instalaciones del diario para cumplir con el procedimiento legal de colocar las banderas rojinegras, lo cual fue rechazado principalmente por trabajadores de confianza, directivos, accionistas, sus abogados y un reducido grupo de base que voto en contra de la huelga.

Todos permanecieron por su propia voluntad en las instalaciones del diario para editar de manera ilegal el ejemplar de la jornada que circula este sábado primero de julio. Precisamente, en su editorial, este grupo admite que ellos decidieron permanecer adentro del diario. Así los asesoraron la gerente Tania Olmos y sus abogados empresariales del despacho Roel y asociados.

Es falso que fueron 100 trabajadores los que hicieron la edición referida. Fue un pequeño grupo, la mayoría no sindicalizada. Hay fotografías en las que se observa a un mismo trabajador en tres diferentes pisos en tres momentos distintos para simular que muchos permanecieron en las instalaciones del diario.

También es falso que el movimiento legítimo de huelga los haya tenido “secuestrados” como han acusado en las redes sociales.

Este grupo trata de impedir que los trabajadores hagan uso del derecho constitucional de huelga. insistimos: desde hace más de nueve meses hemos mostrado voluntad de dialogo, y prueba de ello es que ante las autoridades laborales locales ofrecimos hasta el 40 por ciento de nuestras prestaciones y salario al periódico, es decir, alrededor de 30 millones de pesos, oferta que fue rechazada por Demos, SA. de CV.

Nos preocupa el clima de hostigamiento y tensión hacia los trabajadores del movimiento en huelga que orilló a estas acciones e incluso provoco el despido, liquidación y renuncia de 55 trabajadores sindicalizados.

Anoche, durante la guardia, llegaron policías y granaderos del gobierno capitalino para amedrentar a los compañeros que se encuentran de guardia en las instalaciones de la jornada.

Los elementos policiacos intentaron que los propios trabajadores en huelga quitaran las banderas rojinegras y abrieran las puertas del diario, con el argumento de que los teníamos “retenidos”, para que se declare ilegal el legítimo movimiento de huelga.

Queremos informar a los medios de comunicación y al pueblo de México que no hemos incurrido en actos ilegales y que seguimos abiertos a la negociación.

Esta huelga estallo debido a que la empresa elimino el contrato colectivo de trabajo con sus prestaciones y derechos ganados durante 31 años, al reducir en enero pasado en 45 por ciento prestaciones y salario. Pero también por la existencia de una serie de abusos y violaciones a los derechos laborales y humanos de quienes votaron a favor de la huelga.

Es una lucha por la dignidad y contra las imposiciones, más cuando se trata de un periódico que dice defender las causas de los trabajadores y democráticas del país.

Insistimos en la negociación y que se presente Carmen Lira a dialogar con los trabajadores para llegar a un acuerdo. Desde hace meses se ha pedido sensibilidad a la directora general de la jornada para solucionar este conflicto.

POR LA DEFENSA DE UN TRABAJO Y TRATO DIGNO.

SINDICATO INDEPENDIENTE DE TRABAJADORES DE LA JORNADA , SITRAJOR.

Compartir: