“La creencia de que los seres humanos somos diferentes por lo que nos metemos en el cuerpo es la regla más idiota de la vida y lo que nos tiene hundidos “, así comenzó la conferencia “Política de drogas y mercado regularizado”, impartida por Ethan Nadelmann, quien es el fundador y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro “Drug Policy Alliance” , cuya sede está en Nueva York que tiene como objetivo acabar con la Guerra contra las drogas.

Para Ethan, quien ha peleado desde hace 30 años por legalizar la mariguana en Estados Unidos, México sería potencia mundial de tener una reforma en este tema, pues legalizar las drogas significaría para este país, potencializar su actividad industrial y colocarse cómo líderes a nivel mundial en la producción, investigación y comercialización.

“Mi lucha empezó cuando gente con cáncer, enfermedades crónico degenerativas, epilepsia y espasmos no tenían alternativas naturales y luchamos fuerte, de una manera constante para implementar el uso de la mariguana incluso cuando incluso los gobernantes norteamericanos comenzaron a mentir en los medios de que no era medicinal, debate que se ha soltado también en este país, a raíz de la ignorancia, de no conocer el tema”, contó.

Ethan platicó que una de sus mayores frustraciones fue cuando el caso de Grace, la niña regiomontaña, surgió a la luz, cuando sus papás lucharon por un permiso para poder darle a Grace mariguana para poder calmar las hasta 400 convulsiones que sufría al día.

“El respeto a los derechos humanos es vital para avanzar de todas las maneras posibles, no puedes tener retrocesos de ningún tipo sin volar algún derecho humano. Es por ello que luchamos para poder regularizarla, organizando tours en Colorado y California para demostrarle al mundo que una buena normatividad es la solución a muchos problemas”, dijo.

También aseguró que si los empresarios mexicanos tienen una visión firme y con buenos fundamentos, que estén basados en la responsabilidad de la industria, el dinero llegará a México “a manos llenas” y la violencia en el país disminuirá considerablemente.

“Todas las drogas puedes ser maravillosas, pero también pueden ser terribles. Pero no conozco gente que quieran que sus hijos consuman drogas. Sin embargo, las maravillas médicas que tiene la mariguana pueden ser la salvación del dolor agudo y mejorar la calidad de vida de las personas”, concluyó.

fuente

Compartir: