Compartir:

Luego de varios años de presenciar cómo integrantes del Estado Islámico arrojan a hombres homosexuales desde lo alto de edificios e infunden temor al seguir los lineamientos extremistas de una corriente del Islam, personas LGBTTI decidieron consolidar un grupo guerrillero para luchar en contra de la organización terrorista en Siria y contra el gobierno.

El nombre de esta guerrilla es Ejército Queer e Insurrecto de Liberación (TQILA, por sus siglas en inglés), el cual forma parte de las Fuerzas Guerrilleras Internacionales y Revolucionarias del Pueblo (IRPGF), un movimiento anarquista que anunció su formación a finales de marzo de 2017, que a la vez forma parte de la Brigada Internacional de Liberación, una unidad militar compuesta por organizaciones de izquierda y que participan en la Guerra Civil Siria en apoyo a la Revolución de Rojava.

La conformación de la agrupación fue anunciada en las redes sociales, donde fue colgada una fotografía en la que se muestra a algunos combatientes sosteniendo una manta que contiene un símbolo anarquista, una pistola sobre un fondo color rosa y una bandera del orgullo LGBTTI.

Además, la pancarta contiene una consigna que dice: “Estos maricones matan fascistas”. En el tweet en el que se publicó la imagen escribieron: Queers rompiendo el Califato.

“Nuestras fuerzas se han comprometido a combatir al enemigo en múltiples batallas. Los miembros de TQILA han visto con horror como el mundo atacado a la comunidad queer y ha asesinado a innumerables miembros de nuestra comunidad señalando que están enfermos”, declaró un portavoz de las Fuerzas Guerrilleras Internacionales y Revolucionarias del Pueblo.

Los integrantes de TQILA afirman que el Estado Islámico no es la única organización que atenta contra las vidas de las personas LGBTTI motivadas por la religión y que también existen personas religiosas que se convierten en aliadas de las personas de la diversidad sexual.

Uno de sus principales principios es “Liberación diversa, muerte al arcoíris capitalista”; además aseguran que su lucha se centra no sólo en el Estado Islámico sino en contra de las estructuras sociales que permiten que la vida de las personas de la diversidad sea arrebatada.

“Nuestros compromisos son luchar en contra de la autoridad, el patriarcado y la heteronormatividad opresiva y la homo/transfobia. Nuestra lucha es favorecida por los avances revolucionarios y las ganancias de la lucha de las mujeres kurdas”, asegura un comunicado de la organización, en el que expresan su total compromiso con la Rebelión kurda en Siria.

Las Fuerzas Guerrilleras Internacionales y Revolucionarias del Pueblo no detallaron cuál es el número de integrantes que conforman las líneas de TQILA; no obstante indicaron que esta agrupación representa la liberación que tanto necesitan las personas que han sido sometidas a la violencia extremista.

Con información de GSN.

IRPGF, la guerrilla anarquista que lucha contra ISIS y contra el gobierno sirio

Compartir: