Este lunes un grupo de vecinos de la colonia Patrimonio Benito Juárez, en Tijuana, Baja California, atacaron el refugio Pro Amore Die, ubicado en la misma demarcación. De acuerdo con los denunciantes de este hecho, la agresión estuvo basada en los prejuicios homofóbicos y transfóbicos de los vecinos.

Según denunció Lourdes Lizardi López, coordinadora de la organización Ángeles sin Fronteras, los vecinos prendieron fuego al albergue en el que estaban instalados cerca de 20 migrantes LGBT, los cuales estuvieron a punto de morir por asfixia. Las y los afectados señalaron que los agresores les advirtieron que dejaran el albergue, ya que “no querían que vivieran homosexuales en su colonia”.

“Las personas estaban asustadas y andan buscando otros albergues a donde irse. Son homofóbicos los asaltantes, porque dicen que no van a tolerar que haya gays y chicas transexuales cerca de ellos, y se van a encargar de correrlos”, comentó Lizardi López, quien explicó que con anterioridad las personas LGBT habían sido objeto de agresiones verbales por los vecinos.

“Estamos consternados y con miedo, y en solidaridad por lo que está pasando con esto. Estamos unidos con ellos. Ya basta de tanta delincuencia. Tenemos que hacer un paro, porque ya hasta se meten a los albergues y asaltar a los migrantes”, dijo.

Por su parte, Rodolfo Olimpo, presidente del Consejo Estatal de Atención al Migrante, dijo que, pese a las declaraciones de los migrantes, la agresión “no tuvo una causal homofóbica”, sino que los vecinos quieres recuperar las instalaciones del albergue porque antes era un centro comunitario.

“Es un pleito por el espacio público de algunas familias que están buscando darle un uso distinto al inmueble, yo espero que es más por la generalidad no por lo particularidad de la presencia de personas lésbico gay”, argumentó.

El funcionario explicó que la policía municipal tiene presencia constante en el lugar para evitar cualquier otro enfrentamiento, y que se solicitó el apoyo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para solucionar el conflicto.

Con información de El Sol De Tijuana.

Compartir: