Según Quintín López Cessa, ex vocero de la arquidiócesis de Xalapa, la homofobia no existe y es solamente una palabra inventada por la población LGBTI para impedir que las personas sean libres de manifestar su desapruebo ante las relaciones entre personas del mismo sexo.

“Un homofóbico no existe, se lo invento el movimiento gay para que tú no puedas expresar nada. Cualquiera que exprese algo que no esté de acuerdo con la homosexualidad es homofóbico, es un enfermo”, declaró el religioso en una entrevista.

“Trabajó mucho el movimiento gay para sacar una palabra, hicieron toda una campaña y lo lograron; ya no puedes decirles que es una enfermedad, porque ahora el enfermo es quien no está de acuerdo con ellos”, agregó.

Aunque el sacerdote reiteró su desapruebo ante las relaciones entre personas del mismo sexo, el religioso dijo que la Iglesia católica no discrimina, y por el contrario, ésta hace un llamado a sus seguidores a tratar a todos con equidad y respeto.

“Si tú te vas al catecismo dice cómo hay que ver a un homosexual: como una persona que tiene la misma dignidad que cualquier ser humano, que merece todo el respeto, que no te puedes burlar de él, que hay que reconocerle y aceptarle en su realidad, pero es anticristiana y antinatural”.

Con información de Al calor político. Imagen tomada de Visiones.mx.

Compartir: