Holanda acaba de reconocer de forma lega el género neutro como resultado de un caso en el que una persona intersexual solicitara en 2001 su cambio de género en su acta de nacimiento, pues no se identifica ni como hombre ni como mujer. El falló dictó a su favor este lunes.

Leonne es una persona intersexual que nació en 1961 y que fue registrada por sus padres como “varón2; no obstante, en 2001 solicitó a las autoridades de Limburgo, una ciudad al sur de Holanda, que su género fuera modificado en su acta de nacimiento. El caso fue llevado a los tribunales con la exigencia de la creación de una tercera opción de género.

“No me identifico ni como mujer, ni como hombre”, dijo Leonne en una entrevista radial.

En 2007, el Tribunal Supremo recibió una solicitud similar; sin embargo, los magistrados consideraron que “no era el momento adecuado”.

Hoy los jueces de Limburgo sostienen que “ya es hora de reconocer la posibilidad de un tercer género, dada la evolución social y jurídica que opera (en Holanda)”.

Activistas y miembros de la población LGBT de Holanda aplaudieron el fallo en favor de la autoderminación autónoma de las personas; sin embargo, lamentaron que dicho reconocimiento solo se aplique a personas intersexuales, pues consideran que “cualquier holandés debería tener esa opción”.

El año pasado, el gobierno actual de Holanda anunció su deseo de añadir al artículo 1 de la Constitución la prohibición de discriminación en función de la orientación sexual de las y los ciudadanos holandeses. Dicha propuesta incluye la contemplación de la paternidad múltiple, la cual beneficiaría a las parejas del mismo sexo que busquen procrear o adoptar.

Las iniciativas están previstas para su votación en el Congreso, el cual cuenta con figuras políticas que están en contra dea tales avances contra la no discriminación.

Con información de El País. Imagen tomada de Dreams Time.

Compartir: