Compartir:

Un grupo de madres de familia se manifestaron a las afueras de un colegio ubicado en el distrito de Aguas Zarcas, en el catón de San Carlos en la provincia de Alajuela, Costa Rica. Las mujeres expresaron su rechazo a las perspectivas de inclusión y de derechos humanos, pues dijeron temer por la educación de sus hijos.

“Dios nos creó hombres y mujeres, no dos hombres en pareja, y en Romanos 1 del 18 en adelante dice que el que cometa estos actos (homosexualidad) merece la muerte, vayan a la biblia, edúquense con la biblia, porque esto es falta de ignorancia de la biblia”, declara una de las madres.

A las afueras del Colegio Monte Cristo, las madres se manifestaron con pancartas que contenía mensajes como “No a la ideología de género”; además, utilizaron una retórica que hace alusión a la violencia y el odio en contra de las personas homosexuales.

“Dios creó hombre y mujer, desde que inició el mundo fue con hombre y mujer, no fueron dos mujeres… en el arca echo parejitas, no echó parejas de hombres y parejas de mujeres, echo de animales… hombre y mujer”, declara otra de las madres.

La protesta se inscribe en medio de un debate nacional en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo originado después de que el aspirante a la presidencia del país, Fabricio Alvarado, un predicador evangélico y excantante de música cristiana, expresará su oposición a las uniones entre personas del mismo sexo.

Alvarado, quien ganó la primera vuelta en las elecciones de Costa Rica, llevadas a cabo el fin de semana pasado, se armó de la propagación del miedo basado en la ignorancia para tomar fuerza en su campaña política. El político retomó una discusión partida de la reciente presentación de un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la que se recomienda a Costa Rica reconocer el matrimonio igualitario.

Asimismo, en el país existe un fuerte debate entornó a una propuesta emitida por el Ministerio de Educación. Sonia Marta Mora, titular de dicha institución, informó a finales del año pasado que en 2018 se implementaría una nueva materia en los grados de primaria y secundaria titulada “Educación para la afectividad y sexualidad integral”, una asignatura que busca informar a los niños y jóvenes sobre temas de autocuidado, salud, sexualidad, diversidad y tolerancia.

La presentación de este plan educativo molestó a diversos grupos conservadores, entre ellos algunos padres y madres de familia, que dicen estar preocupados de la influencia sobre sus hijos de la llamada “ideología de género”, un término erróneo y despectivo impulsado por los grupos conservadores y religiosos para llamar a las políticas de igualdad de género.

“Vivimos en una democracia y la mayoría de los padres de familia decimos ¡No! No queremos esto para nuestros hijos”, expresan a coro las madres protestantes en el video, mientras afirman que seguirán al pie de la lucha por la educación de sus hijos.

Compartir: