Compartir:

“Lo vimos más de alguna vez correr a toda velocidad por las escaleras de la Central, subir cuatro pisos sin pausa, y desde lo más alto del edificio -que entendimos era su puesto de centinela- el negro monitoreaba: Parque Almagro y San Ignacio. Dos frentes que darían intensas jornadas de resistencia y lucha. A veces sólo observaba, y otras ladraba hasta que su voz se gastaba, ya no se escuchan ecos como los del negro”.

Este párrafo es parte de la despedida oficial que la fanpage le brindó al “Negro Matapacos”, el perro que iba a todas las marchas y que siempre estaba presente entre los encapuchados.

“Comenzaron las marchas, existían dos demandas claras dirigidas al Estado de Chile : “Educación gratuita y de calidad! Fin al lucro!”. Teníamos dirigentes, hoy algunos son diputados de la República. Pero nosotros las bases teníamos un guaripola que lideraba la estructura de la marcha: El Negro”.

El can saltó a la fama pública con el correr de las manifestaciones. Desde el 2011 en adelante, era común ver imágenes del animal en primera línea. Incluso hubo notas periodísticas sobre su figura.

“Y no sólo las lideraba, sino que también a la hora de resistir la represión policial se plantaba frente a fuerzas especiales, pero siempre al lado de sus mejores compañeros, los estudiantes. A mi en particular ese hecho me cautivó, tanto que cree su perfil de Facebook y quedó como Negro Matapacos. Ahí me di cuenta que el negrito era un fenómeno, y muchos fotógrafos independientes comenzaron a compartir sus registros conmigo. Es que había que estar ahí para entender el tremendo símbolo que representaba nuestro negro amigo”.

Por lo mismo, hace unas horas atrás se confirmó el deceso del “Negro Matapacos”, tras lo cual se llenaron las redes sociales con mensajes de despedida para el perro.

“Hoy el negrito no ha muerto, sólo se fue a perseguir utopías”.

Mira algunos de los mensajes:

 

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: perro

Compartir: