[GCM, Ciudad de México 23/04/17] El pasado sábado 22 de abril se conmemoró el Día de la Tierra y con motivo de su celebración, se llevó a cabo en distintas ciudades la Marcha por la Ciencia, como parte de las iniciativas a nivel internacional. 

En la Ciudad de México, minutos antes de las cuatro de la tarde se dieron cita en el ángel de la independencia centenares de personas, en su mayoría estudiantes de posgrado de diferentes institutos a nivel nacional, entre los que se encontraban: La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Autónoma de México (UAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Centro de Investigación de Estudios Avanzados (CINVESTAV), entre otros.

Pese a la elevada temperatura que se presentó la tarde del sábado, en punto de las cuatro de la tarde salió el contingente con rumbo al zócalo capitalino. Los participantes se mostraron entusiasmados, algunos de ellos llevaron carteles en los que se podían leer frases de apoyo para con los becarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONACyT.

Se lanzaron consignas en contra de un gobierno que busca oprimir a los jóvenes investigadores y al desarrollo del país. Con esta manifestación pacífica se exigieron: becas para todos los estudiantes de posgrado, el aumento al presupuesto nacional anual en ciencia y tecnología por encima del 1% del PIB, así como una dignificación de las actividades de docencia e investigación. Ya que como sabemos, en los últimos meses se ha reducido el presupuesto de todos los programas de posgrado. Se ha disminuido el monto de las becas para estudiantes a partir de la “ley UMA” ha habido una disminución en la matrícula de las instituciones públicas y se han negado becas a los estudiantes de posgrado.

Fue así como entre consignas lanzadas al aire entre las que resonaban “más científicos y menos diputados” y “ educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués” , el contingente se fue desplazando por paseo de la reforma, pasando por el hemiciclo a Juárez y finalmente hasta su llegada al zócalo capitalino. Una vez ahí reunidos todos los asistentes fue claro que los jóvenes investigadores apostamos por el desarrollo de nuevas tecnologías para el crecimiento de este país, en el que no se permitirá una “reforma educativa” con iniciativa privatizadora para beneficio de unos cuantos, y es por esto que hoy nos levantamos y decimos “becas sí recortes no”.

 

Compartir: