Fue a principios del mes, cuando las autoridades se empezaron a hacer preguntas en torno al macabro asesinato del joven Blaze Bernstein. El cadáver de Bernstein fue hallado en un parque público del Condado de Orange, la causa de muerte:  20 puñaladas.

Se sabe que el estudiante de segundo año de 19 años de la Universidad de Pensilvania era homosexual y judío, motivo por el cual las autoridades locales comenzaron a investigar si su asesinato había sido un crimen de odio. El arresto de Samuel Woodward, ex compañero de escuela de Bernstein, intensificó las especulaciones.

Recientemente la web ProPublica publicó un artículo en el que se vincula a Woodward con Atomwaffen Division, grupo neonazi obsesionado con Charles Manson y de reciente creación, que además se  define a sí mismo como “organización revolucionaria socialista nacional centrada en el activismo político y la práctica de un estilo de vida fascista autónomo”.

El sitio web informa que la capacitación suele incluir lecciones sobre armas de fuego y combate cuerpo a cuerpo como preparación para lo que el grupo llama su objetivo final: ” derrocar al gobierno de los Estados Unidos, mediante el uso del terrorismo.

Según la Liga Anti-Difamación, Atomwaffen ,tomado del alemán que quiere decir “armas atómicas”, hay células de esta agrupación que han sido “reportadas en múltiples estados, incluyendo Colorado, Florida, Illinois, Pensilvania, Texas, Massachusetts, Washington y Wisconsin”.

El grupo se mencionó  por primera vez en los medios en mayo de 2017 cuando la policía en Tampa arrestó a Devon Arthurs, de 18 años, por el asesinato de dos de sus compañeros de cuarto, Jeremy Himmelman, de 22 y Andrew Oneschuk, de 18 años.

Como informaba Amy B Wang, de The Washington Post, Arthurs luego le dijo a la policía que “todos ellos habían sido amigos de una creencia neonazi común”. Arthurs, sin embargo, se convirtió al Islam y mató a sus compañeros de habitación, luego le dijo a la policía de Tampa que Himmelman y Oneschuk estaban planeando ataques terroristas, incluido el bombardeo de una planta de energía nuclear del sur de la Florida. ProPublica informó que los tres estaban afiliados a la División Atomwaffen.

De igual manera se ha informado de una  posible conexión entre Atomwaffen en el extraño asesinato de Scott Fricker, de 48 años, y Buckley Kuhn-Fricker, de 43, en su casa de Reston, Virginia, en diciembre.

Como informó The Washington Post en enero, la pareja había estado presionando a su hija adolescente para que rompiera con su novio de 17 años después de descubrir sus creencias nazis en las redes sociales. La policía dice que el novio mató a los padres de la chica y posteriormente se disparó con el arma. Aunque sobrevivió  permanece en estado crítico.

“La raza blanca y heterosexual ha sido arrinconada por judíos, inmigrantes y extranjeros. Debemos resistir y atacar”, ha declarado uno de sus líderes.

Compartir: