2017 se confirma como el segundo año más cálido jamás registrado y, según las previsiones, 2018 será el cuarto más caluroso desde 1850. Temperaturas récords están previstas de nuevo en los próximos cinco años, según el Met Office. La escalada de temperatura sigue rompiendo las expectativas del Acuerdo de París.

Después de hacer una síntesis de diversas fuentes internacionales de datos, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirma que los años 2015, 2016 y 2017 han sido los más cálidos jamás registrados y que el año pasado la temperatura media en la superficie terrestre superó en 1,1ºC la temperatura de la era preindustrial.

Hay que tener en cuenta que el Acuerdo de Paris de diciembre de 2015, orientado a contener el calentamiento global, estableció como objetivo mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales antes de 2010, e incluso limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales. 2017 se ha situado ya a 1,1ºC.

Aunque 2016 se mantiene a la cabeza en el listado de años más cálidos, 2017 es el primero más cálido sin el efecto El Niño. El intenso episodio de El Niño 2015/2016 contribuyó a que se registraran temperaturas sin precedentes en 2016. Sin embargo, 2017 comenzó con un episodio de La Niña muy débil y terminó también con uno débil.

De todas formas, es casi imposible separar los datos de estos dos últimos años porque la diferencia de temperatura entre ambos en inferior a una centésima de grado, menos que el margen estadístico de error, señala la OMM.

La temperatura media mundial en 2017 fue superior en aproximadamente 0,46 °C a la media a largo plazo del período 1981-2010 (14,3 °C), destaca la OMM, añadiendo que las temperaturas sólo cuentan una pequeña parte de la historia.

En paralelo a las temperaturas cálidas de 2017 se produjeron fenómenos meteorológicos extremos en muchos países del mundo. Estados Unidos tuvo que hacer frente al año más costoso en términos de desastres meteorológicos y climáticos, mientras que en otros países se constató un desarrollo económico más lento, e incluso un retroceso, como consecuencia de los ciclones tropicales, las crecidas y las sequías.

 

2018: sigue la escalada

Respecto al presente año, la temperatura media mundial se situaría entre 0,88ºC y 1,12ºC por encima de las condiciones preindustriales (temperatura media del periodo comprendido entre 1850 y 1900), según adelanta el  Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido (Met Office). Si esta previsión se cumple, 2018 será el cuarto año más cálido desde 1850.

Hay que tener en cuenta que el mes pasado ha sido el séptimo enero más caluroso desde que se tienen registros. Aunque la anomalía ha sido inferior a la registrada a finales de 2017, sigue siendo relativamente elevada teniendo en cuenta las condiciones del Pacífico.

Respecto al periodo 2018-2022, la temperatura media mundial debería situarse entre 1,10ºC y 1,40ºC por encima de las condiciones preindustriales (temperatura media del periodo comprendido entre 1850 y 1900), añade el Met Office.

Para el siguiente periodo 2019-2022, las previsiones británicas indican que el calentamiento del planeta proseguirá en gran parte debido a los niveles elevados de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre.

Temperaturas récords están previstas de nuevo en los próximos cinco años, según el Met Office. La escalada de temperatura sigue rompiendo las expectativas del Acuerdo de París.

Compartir: