Como “muy pobres” y “conservadoras”, feministas del país calificaron las propuestas de los candidatos a la presidencia de México para la agenda de mujeres y aseguraron que los aspirantes electorales no buscan “resarcir los derechos de una política que efectivamente atienda a las mujeres, reconociendo los instrumentos internacionales y las leyes que ya están vigentes”.

De acuerdo con Lourdes García Acevedo, del Frente Feminista Nacional, los candidatos a la presidencia han vertido sus propuestas “de manera clientelar, como un favor y con una visión asistencialistas de la política, no con una visión de derechos”.

La integrante del Frente denunció que los partidos políticos y sus candidatos “hacen propuestas sólo en este momento que están en campaña y después se olvidan de muchas de ellas”.

“Somos más de la mitad de la población y somos sujetas de derechos. Así nos deben tratar. Tenemos ya garantizados derechos que hemos ganado que nos ha costado mucho y no queremos retrocesos. Ese es el mensaje”, dijo por su parte Nahela Becerril, del Frente Nacional Feminista.

Por otro lado, la miembro de Equidad de Género, Adriana Patlán, señaló que las posturas de las propuestas no son claras y que la agenda para las mujeres está “ausente”.

Las mujeres denunciaron además los “intentos fundamentalistas para imponer modelos únicos de familia y del ser mujer, que niegan sus derechos y libertades a tomar sus propias decisiones, mostrando desprecio por sus derechos y desconocimiento de las garantías ya consagradas en Instrumentos internacionales, leyes nacionales y estatales”.

Por ello, más de cien organizaciones y activistas defensores de los derechos de las mujeres exigieron el cumplimiento irrestricto del estado laico, acciones inmediatas para prevenir con eficiencia y castigar “con todo el rigor de la ley los feminicidios”, el derecho a la salud, incluida la interrupción legal del embarazo, el respeto a la libertad de conciencia y de pensamiento en su práctica individual y colectiva, entre otras demandas.

Compartir: